Cliductos, un básico para todo emprendedor

Este post empieza una pequeña serie de 4 artículos en los que te voy a contar todo sobre los cliductos y como estos pueden ayudarte a tener un negocio estable y con buena proyección en el tiempo.

Que son los Cliductos

Toca empezar explicando este concepto que suena super elaborado, pero la verdad es algo muy sencillo. Primero tengo que decir que Carles Torrecilla emprendedor español es quien acuñó este terminó ya hace algunos años y yo lo aprendí del mejor, el crack de Joan Boluda y doy fe de que funciona.

Los cliductos, son una serie de «clientes/productos» que según Torrecilla todo negocio(y los emprendimientos online están incluidos en la lista) debería tener para mantenerse en el tiempo y alcanzar los niveles esperados de éxito.

La teoría apunta principalmente al hecho de que gracias a ellos podrás mantener funcionando tu negocio, ganar dinero y posicionarte en la mente de los consumidores, teniendo cliductos de sus tres categorías, Estructura, Margen e Imagen, vamos a explicar cada uno para ir aclarando la cosa.

Cliductos de Estructura

Todos necesitamos pagar las cuentas, tener un negocio que no cubra sus gastos para funcionar al menos no suena a una buena idea, esto va muy de la mano con el umbral de rentabilidad del que te hablé en el episodio 107 de mi podcast emprendedores online.

Los cliductos de estructura permiten justamente eso, ya que se trata de todos aquellos clientes/productos que no necesariamente nos hacen ganar dinero, pero si permiten que tu negocio se mantenga vivo y de esa forma puedas tener otros productos que si generen utilidades.

Un buen ejemplo de esto serían los cibercafes de antaño, esos lugares donde uno podía pagar para poder usar un computador con acceso a internet por un determinado periodo de tiempo. Conocí varios casos de emprendedores que los tenían, pero que no ganaban dinero con eso, entonces quizá te preguntes ¿Para qué hacer el esfuerzo?.

La respuesta es simple, lo generado lo usaban como base para pagar los costos operativos(arriendo, oficina, internet, etc.) del negocio principal que podía consistir en reparación de computadores o algún otro servicio similar.

Cliductos de Margen

Como te habrás dado cuenta, tener cliductos de estructura es necesario aunque no ganemos dinero con ellos, de la misma forma vivir solo de ese tipo de cliducto no tendría sentido, aquí entra la segunda categoría: El Margen.

Los cliductos de margen son aquellos con los que realmente un negocio gana dinero, podríamos decir que este es el corazón de tu emprendimiento pero ojo, que si solo tienes un tipo de producto o servicio podría ser que se convierta en cliducto de estructura.

Un ejemplo muy claro de esto se ve en las automotoras, que al contrario de lo que las personas piensan no ganan tanto dinero vendiendo autos, ya que en su mayoría son productos concesionados, sino que el verdadero cliducto de margen está en las mantenciones periódicas que  se le hace al vehículo,

Cliductos de Imagen

Ya hablamos de mantener el negocio funcionando y de como ganar plata con los Cliductos, ¿Por qué necesitamos una tercera categoría como la imagen?, hay al menos un par de razones.

Lo primero tiene que ver con la confianza que se genera al cliente, ¿Por qué consideras a coca cola una marca confiable en lugar de una gaseosa que no conoces?, porque estás familiarizado con ella y transmite ciertos valores, por eso las grandes empresas aparte de la publicidad invierten en fundaciones, escuelas de futbol y otros.

La segunda tiene que ver con diferenciación, no solo se trata de generar confianza en la gente sino de que te asocien como un especialista en algo vinculado a lo que vendes, por eso estoy dispuesto a dictar charlas gratuitas para emprendedores, porque refuerza mi imagen o marca personal, aunque no gane dinero directamente con ellas.

Y tu, ¿Estás abarcando cada tipo de cliducto en tu negocio?, ¿Aún tienes algunas dudas de cada categoría?, más abajo te estaré dando diferentes ejemplos adicionales de cada cliducto para que puedas hacer lo mismo en tu negocio.

Por supuesto, si quieres una guía más directa y personalizada, siempre estoy disponible a través de mis sesiones de consultoría y ya sabes lo que digo, «Dios nos hace con sueños y las herramientas para alcanzarlos»

¡Nos leemos!

Ejemplos de Cliductos