Porque esto siempre debes dar algo extra a tus clientes

Si me has leído o escuchado  antes sabes que soy super fan de los buenos clientes , es que solo quiero dinero feliz y para eso es clave cumplir algunas reglas.

Una de las que siempre intento cumplir es la flexibilidad, una cosa es que me guste tener las cosas claras para ambas partes y que tengamos en cuenta los limites para evitar inconvenientes y otra muy diferente es atrincherarse apegado a un contrato sin ceder el más mínimo centímetro.

Para esto no hay fórmulas secretas, cada rubro es diferente y la experiencia te ayudará a pulirlo, pero de manera inteligente dar algo extra a tus clientes puede ser el factor diferenciador frente a tu competencia y que aumente los niveles de confianza y satisfacción en quienes compran tus productos o servicios, lo que generalmente se traduce en más y mejores clientes.

Para hacerlo más fácil de digerir y no quedarnos en puras palabras bonitas(o espero que al menos parezcan serlo je, je, je) te doy un algunos ejemplos que aplico para mis servicios.

Consultorías, un pequeño algo extra

Me encantan las consultorías que ofrezco, no en el sentido del resultado, sino de la experiencia de hablar con las personas para hacerles ver las cosas desde otra perspectiva o ayudarles abrirse paso.

Mis sesiones de consultoría, consisten en videollamadas de 60 minutos en las que ayudo a las personas a cosas tan variadas como echar a andar una idea de negocio , auditar su actual página web, buscar formas de darse a conocer en internet o explicar como hacer algo a nivel de programación.

Pero no me gusta quedarme solo con eso, al final de cada consultoría recibes un PDF con todas las ideas explicadas paso a paso para que puedas saber cual es el mapa que debes seguir con el fin de alcanzar tus objetivos y créeme que los clientes lo agradecen un montón.

Es cierto que hacer el PDF me significa algo de horas extra por sobre los 60 minutos de sesión, pero a la larga esa es una inversión que mejora la experiencia del cliente y eso siempre trae muchos beneficios.

Creo tu negocio online, algo extra nunca esta demás

Me encanta crear webs, pero es muy poco para vivir, no estoy hablando del dinero que me ingresa sino del sentido de realización que me ofrece, quería hacer algo  concreto por la gente, crear webs por crear no tiene sentido para mí.

Así que decidí que iba a ayudar a las personas a ir un paso más allá y crear su propio negocio online, esto requiere un esfuerzo adicional porque todos los proyectos digitales que construyo son autoadministrables, es decir el emprendedor que trabaja conmigo se lleva un proyecto llave en mano que puede manejar por su cuenta en adelante.

Eso me obliga a dar algo extra a otros diseñadores web y es que las personas deben aprender a administrar su negocio online,  por siempre considero un tiempo para enseñar a las personas todos los aspectos técnicos lo que generalmente va acompañado de videos explicativos.

Mis cursos, algo extra pero necesario

De nada sirve dar algo extra si no le sirve al cliente, porque, sino que es puro relleno. Es como esas muestras gratis que te dejan con tanta hambre que te obligan a comprar alguna cosa.

Con mis cursos para emprendedores tenía un desafío gigante al respecto, quería que los cursos estuvieran a un precio alcanzable para las personas y al mismo tiempo fueran lo suficientemente consistentes para ofrecer valor significativo

Entonces me di cuenta, poniéndome en la piel del estudiante que por muy bien construido que estuviera el curso podrían tener alguna pregunta o duda sobre lo que estaban aprendiendo, entonces decidí que una vez que comprara el curso la persona tendría acceso a un formulario de soporte para dudas durante 30 días.

Esto me permitió darle algo extra a los alumnos, pero de forma equilibrada, no podría estar respondiendo dudas para siempre, pero el curso es tan digerible que 30 días es más que suficiente.

Además con eso el estudiante siente cierto grado de presión por aprender, que quizá debería darme lo mismo, pero no es así, deseo que todo lo que aporto tenga un impacto positivo en las personas.

Como vez el dar algo extra es un «Win Win», donde el cliente gana pero tú también. De hecho ese es uno de los principales motores de mi emprendimiento y en este post también deseo haber aportado algo para tu experiencia.

Ahora a poner manos a la obra, ya sabes lo que digo, «Dios nos hace con sueños y herramientas para alcanzarlos»

¡Nos leemos!