3 formas de conseguir una oficina a bajo precio

Tener un espacio de trabajo siempre es necesario por muy fan del nomadismo digital que yo sea. Por esta razón aquí van 3 ideas concretas sobre como conseguir oficina a bajo precio.

Oficina en casa a bajo precio

El primer camino para una oficina a bajo precio siempre será tu casa, aunque esto suena obvio quiero enfocarme en los factores a considerar y cuanto te puede costar montar una, basado en lo que más o menos me costó a mí.

Ten en cuenta que ya sea para recibir o no clientes, si eres emprendedor y no tienes una oficina permanente(por lo que imagino estás leyendo este post) siempre deberás tener un espacio fijo de trabajo, no se vale eso de trabajar en la cama o la mesa del comedor.

No estoy diciendo que eso sea una especie de pecado, sino que no ayuda a tu productividad, tal como te cuento en este episodio de mi podcast emprendedores online que explica varios tips para trabajar desde casa.

Busca un espacio que sea independiente, en el que puedas cerrar la puerta, tu trabajo debe ocurrir siempre dentro de ese lugar, nunca afuera. Debes además tener una buena iluminación, ojalá alguna ventana para ventilación y por supuesto el espacio suficiente para instalar lo necesario para trabajar.

Sobre los costos, un buen escritorio puede costar unos $60.000 pesos chilenos, aunque el mío lo encontré en oferta a la mitad de eso. Luego debes sumar una lámpara de noche, que puede costar entre $10.000 y $30.000 según el modelo, y la cantidad de monitores adicionales que necesites(2 en mi caso) a unos $50.000 cada uno.

No olvides considerar una extensión de energía para todo lo que te hará falta conectar. Con todo eso, por menos de $200.000 puedes montar una oficina, además no todo el mundo requiere monitores adicionales.

Coworks, oficinas compartidas a bajo precio

Puede que una oficina en casa no sea posible, quizá porque no tienes una habitación para habilitar o porque tu contexto familiar te impide trabajar de buena forma. Una buena alternativa son entonces los espacios de Coworking.

Consiste en lugares en los que puedes pagar por un escritorio con todo lo necesario para trabajar, donde se comparte espacio con otros emprendedores, este ecosistema puede ser muy beneficioso, a veces emprender es algo solitario y ese componente social siempre suma.

Estos espacios suele incluir café, baño y hasta puedes comprar almuerzo en él, en algunos espacios puedes encontrar arriendo adicional de salas de reuniones. Estas oficinas se arriendan por horas y los costos dependen de los servicios ofrecidos. Puedes investigar más en https://www.chilecowork.org/index.html

NOTA: Antes de pagar, averigua siempre en tu municipalidad, la mayoría de ellas tiene espacios de trabajo gratuitos para los emprendedores de su comuna.

Subarriendo, siempre hay espacio para alguien más

Esta opción también la encuentro genial, se trata básicamente de buscar empresas que tengan demasiado espacio sin utilizar y estén interesadas en subarrendarlos para otros negocios o emprendedores.

Este modelo es genial porque la empresa principal puede amortizar su costo de arriendo y tú como emprendedor accedes a espacio físico, internet y hasta una dirección para recibir correspondencia o atender a tus clientes, lo que te da una imagen más corporativa.

Hay que tener en cuenta, que es un poco más complicado encontrar este tipo de ofertas, ya que los coworks son una competencia fuerte y la empresa principal no está enfocada en ese aspecto del negocio, así que creo que una buena opción es buscar en tu entorno, siempre hay amigos que trabajan en lugares que estarían abiertos a un acuerdo.

¿Ya decidiste cuál es la mejor alternativa para ti?, quizá pueda ser una mezcla de estas opciones, lo importante es que lleves adelante tus proyectos, ya sabes lo que digo, «Dios nos hace con sueños y las herramientas para alcanzarlos».

Si te interesa aprender más sobre este y otros temas relacionados con el emprendimiento, te invito a suscribirte a mi podcast de emprendedores online

Suscribete en: